Contaminación lumínica

Blanco: 0-15 estrellas visibles (no planetas). Luz potente y omnipresente. Típico de grandes centros urbanos y metrópolis.

Magenta : 25-80 estrellas visibles, se empiezan a reconocer las constelaciones principales.

Rojo : 80 -150 estrellas visibles, aparecen las constelaciones y algunas estrellas adicionales. Al telescopio, se perciben algunos objetos Messier.

Naranja 150-250 estrellas visibles en buenas condiciones, la contaminación sigue presente pero algunos rincones del cielo aparecen más oscuros. Típico de suburbios de ciudades medias.

Amarillo : 250-500 estrellas visibles. La contaminación lumínica sigue siendo fuerte. En muy buenas condiciones, se puede ver la Vía Láctea. Algunos objetos Messier más brillantes se pueden ver a simple vista.

Verde : 500-1000 estrellas visibles. Barrios muy tranquilos, suburbios de la metrópoli. La Vía Láctea es a menudo notable, pero sigue siendo muy sensible a las condiciones climáticas. Los halos de la contaminación lumínica ascienden hasta 40 -50 ° de altura.

Cian1000-1500 estrellas visibles. La Vía Láctea es visible la mayor parte del tiempo (dependiendo de las condiciones climáticas), pero sin brillo, se ve sin más.

Azul 1500-2000 estrellas visibles. Buen cielo, la Vía Láctea se destaca con toda claridad. Empezamos a tener la sensación de un cielo bueno, sin embargo, fuentes dispersas de contaminación lumínica sabotean el cielo aquí y allá con segundas reflexiones.

Azul oscuro2000-3000 estrellas visibles. Muy buen cielo, la Vía Láctea se aprecia potente. Los halos de luz son muy distantes y dispersos y no afectan de forma notoria a la calidad del cielo.

Negro : + 3.000 estrellas visibles. La contaminación lumínica no se extiende más de 8 ° sobre el horizonte.