Noticias‎ > ‎

Astrorioja trató de seguir el tránsito de Venus

publicado a la‎(s)‎ 14 jun. 2012 14:26 por Grupo AstroRioja
Tránsito de Venus 2012 por Eladio Palacio.


6 de junio de 2012, 5:30 de la mañana hora local. Tras recoger a Javier y Margarita tomamos rumbo al monte de la Pila, en Lardero, una localidad vecina situada al sur de Logroño a unos 4 km.

El anunciado tránsito de Venus coincidía casi en su totalidad en horario nocturno para nosotros. El tercer contacto ocurriría a las 6:31, justo en el momento de la salida del Sol. La esperanza de ver el puntito negro (espero que no se enfade Venus por tanta familiaridad) abandonado el disco solar y el efecto de la gota negra me animó a intentarlo. Enseguida César y Javier se apuntaron a la expedición (permitidme que la llame así). Más tarde me llamó Margarita para que le convenciera de darse el madrugón. No necesitaba darle razones, ella sin saberlo ya lo tenía decidido. Las predicciones del tiempo no eran buenas. Se anunciaban nubes y claros pero eso tampoco pudo con nosotros.

Finalmente César no pudo unirse al grupo, pero muy amablemente nos prestó su telescopio solar LUNT, que ya nos dejó boquiabiertos en Rivabellosa. 



Poco antes de llegar al punto habitual de observación nos percatamos de que un pequeño monte adyacente situado al noreste nos impediría ver la salida del Sol por lo que nos vimos obligados a buscar un nuevo emplazamiento con urgencia. Finalmente, a pocos metros, un hueco entre dos colinas fue el lugar elegido.
Con la luz del amanecer instalamos el LUNT en la montura motorizada de mi Celestron. Alineamos un poco a ojo y una vez comprobado que todo estaba correcto y en funcionamiento aprovechamos el tiempo de espera repasando los tiempos del tercer y cuarto contacto y disfrutando de la fauna local; un conejo que campaba a sus anchas.

Llagaba el momento y las predicciones se hicieron realidad. Nubes y claros y el Sol, como Murphy dice, empezaba a despuntar detrás de unas nubes. Con unos pequeños prismáticos nos ayudábamos a localizar la posición exacta de Sol. Sólo disponíamos de 18 minutos hasta el cuarto contacto y el tiempo se nos escapaba sin que el Sol se abriera paso entre las nubes. No nos dábamos por vencidos pero, más rápido de lo que se puede imaginar, el tiempo se fue. Lo más que llegamos a ver fue un poco de la parte baja de Sol, justo el lado contrario donde debería estar Venus. Llegada la hora del cuarto contacto dimos por finalizado el intento de ver la silueta de Venus. 

Como ya estábamos allí y no había demasiada prisa decidimos quedarnos un rato por si el Sol quería aparecer y por lo menos disfrutar un poco del LUNT. Tampoco hubo suerte. Alcanzamos a vislumbrar un poco el disco solar pero carente de cualquier detalle por culpa de las nubes y por las aberraciones de la atmósfera debido a la poca altura sobre el horizonte. Media hora más tarde dimos por finalizada la expedición. 

Pese a no haber tenido suerte la experiencia ha sido gratificante, aunque en este caso tampoco nos sirva la frase “la próxima vez será”. Por lo menos el amanecer fue de un espectacular rojo intenso.

Esperamos ver pronto el reportaje fotográfico de Margarita.

Eladio Palacio.
Comments