Noticias‎ > ‎

El 'christmas' galáctico

publicado a la‎(s)‎ 22 dic. 2013 10:24 por Grupo AstroRioja
Imagen de la estrella RS Puppis tomada por el telescopio Hubble.

Las nuevas imágenes que el telescopio Hubble ha captado de la estrella RS Puppis y su nebulosa parecen ser una felicitación de Navidad anticipada, a juzgar por la forma de guirnalda que las nebulosas han creado en entorno a ella.

Estas fumatas de aspecto sedoso corresponden con diferentes periodos de luminosidad de una estrella variable, es decir, cuya luminosidad varía a lo largo del tiempo. Gracias a estas fases los astrofísicos pueden medir distancias cosmológicas de cierta envergadura. La RS Puppis pertenece al tipo de Cefeideas (el nombre viene de la estrella delta Cefei, que es el prototipo de estas estrellas variables) y es la que presente unos cambios más regulares. Precisamente, fueron las Cefeideas las que permitieron descubrir, a principios del siglo XX, que el Universo era mucho más grande de lo que se pensaba.

El fenómeno que resulta se conoce como "eco de luz". Alberto Molino, investigador del IAA-CSIC [ http://www.iaa.es/es ] lo explica: "Si se estudia la luminosidad de la estrella todos los días, al final se obtiene el periodo, la 'curva de luz'. Con el periodo se sabe a qué distancia está la estrella. Aquí radica la importancia de su estudio". Visualmente, es un efecto similar, aunque extrapolado a la luz, a las ondas que se producen cuando se lanza un canto en un lago, por ejemplo.

Las estrellas variables aparecen cuando empiezan a morir. La gravedad 'aprieta' las partículas que tienen las estrellas y fruto de esa presión se producen las reacciones nucleares. "El brillo que vemos de las estrellas es fruto de su lucha contra la gravedad para sobrevivir", continúa Molino.

La RS Puppis que pertenece a la constelación Puppis (únicamente visible desde el hemisferio sur) es una estrella no muy diferente del Sol si tenemos en cuenta la cantidad de masa, principal criterio que se emplea para clasificar las estrellas. Sin embargo, su radio es 20 veces más grande que el del Sol. Para hacerse una idea, "es como si comparásemos un guisante con un paellero grande", aclara Molino. Otras características que la distinguen es que posee 15.000 veces más de luz que nuestra estrella y está a 2 billones de kilómetros de distancia y, como ya se ha expuesto, es variable.

Rafael Bachiller, director del Observatorio Astronómico Nacional, recuerda que "las Cefeidas fueron identificadas en el siglo XVIII. El astrónomo aficionado inglés John Goodricke (1764-1786) descubrió las variaciones tanto de delta Cefei como de Algol (beta Persei). Además, Goodricke explicó las variaciones de Algol como resultado de los eclipses en un sistema binario".

Tres siglos después estas imágenes que ahora ofrece el Hubble pueden servir como original felicitación navideña.

Publicado en El Mundo el 21/12/13

Comments