Noticias‎ > ‎

Medida con gran precisión la distancia a la Gran Nube de Magallanes

publicado a la‎(s)‎ 7 mar. 2013 10:56 por Grupo AstroRioja
La Gran Nube de Magallanes, visible en el cielo del hemisferio Sur, está a una distancia de la Tierra de 162.902 años luz, según han determinado con precisión unos astrónomos. Ellos han logrado así reducir la incertidumbre en el valor de dicha distancia hasta un 2,2%, mientras que hasta ahora estaba entre el 5% y 10%. La medida de las distancias en el universo es siempre una tarea ardua y la mejora de la precisión en el caso de la Gran Nube de Magallanes es importante en sí misma. Pero los investigadores señalan que este resultado ayuda también a precisar el valor de un parámetro clave de la cosmología: la Constante de Hubble, que mide la tasa de expansión del universo al relacionar las distancias de las galaxias con la velocidad a la que se alejan.

“En la era de la cosmología de precisión, es esencial determinar la Constante de Hubble con una exactitud del 3% o mejor”, escriben Grzegorz Pietrzynsku (Universidad de Concepción, Chile) y sus colegas en la revista Nature. Actualmente, añaden, la incertidumbre del valor de dicha constante se debe, en gran medida, a la incertidumbre del valor de la distancia a la Gran Nube de Magallanes, que sirve como mejor punto de arranque para determinar la escala cósmica de distancias. La Constante de Hubble es clave para conocer la edad y el tamaño del universo.

El equipo internacional liderado por Pietrzynsku ha enfocado su investigación sobre un tipo peculiar de parejas de estrellas que, al estar en órbita una de otra, se van eclipsando vistas desde la Tierra. Así el brillo total de la pareja cae cada vez que una estrella se cruza por delante de la otra. Mediante medidas muy precisas de esos cambios en el brillo y midiendo la velocidad orbital de los astros se puede calcular su tamaño, su masa y otras características que, en combinación con su brillo aparente, permiten establecer la distancia a la que se encuentran. “Como la Gran Nube de Magallanes está cerca y contiene un número significativo de diferentes indicadores estelares de distancia, se han hecho cientos de medidas a lo largo de los años, pero, lamentablemente, casi todas tenían errores sistemáticos, cada método con sus propias incertidumbres”, explica uno de los miembros del equipo, Ian Thompson, de la Institución Carnegie estadounidense. El grupo liderado por Pietrzynsku identificó en la Gran Nube de Magallanes ocho sistemas de estrellas de masa intermedia con períodos orbitales muy largos que son idóneas para hacer medidas precisas de distancia. Luego observó esas parejas estelares durante ocho años con telescopios ubicados en Chile.

“Las distancias a las que están los cuerpos celestes son cruciales en la astronomía. Permiten a los astrónomos comprender la estructura del universo, desde la organización del Sistema Solar al reconocimiento de que las galaxias están más allá de la Vía Láctea”, escribe en Nature el experto Bradley E. Schaefer (Universidad del Estado de Luisiana, EE UU). Las distancias, añade, se deducen mediante una escala, de manera que, con las medidas correspondientes a los cuerpos más cercanos, se determinan las de los lejanos. La distancia de la Gran Nube de Magallanes, afirma Schaefer, es un cuello de botella en los primeros peldaños de esa escala, de manera que si hay un error del 10% en ella, igualmente lo habrá en la determinación de la distancia de todas las galaxias. El astrónomo estadounidense Edwin Hubble descubrió hace más de 80 años que las galaxias se están alejando unas de otras, y que cuanto más lejos están, mayor es su velocidad de recesión. Fue una revolución en el conocimiento del universo y un pilar fundamental de la teoría del Big Bang, pero medir las distancias con exactitud sigue siendo un reto de primer orden para los astrónomos.

Publicado en El País el 07/03/13

Comments