Noticias‎ > ‎

Una espesa tormenta en Marte

publicado a la‎(s)‎ 18 jun. 2018 9:00 por Javier Sarramian

Tormenta en Marte, junio 2018

Imágenes obtenidas por Curiosity para medir la cantidad de polvo en el cráter Gale, observándose un aumento entre los días 7 y 10 de junio de 2018. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

Una de las tormentas de polvo más espesas observadas en Marte se ha estado expandiendo durante las últimas dos semanas. La tormenta causó que el rover Opportunity suspendiera sus operaciones científicas, pero también ofrece una ventana para que otras cuatro misiones aprendan de este fenómeno.

La NASA tiene tres orbitadores en el Planeta Rojo, cada uno equipado con cámaras especiales e instrumentos atmosféricos. Por otro lado, Curiosity ha observado un aumento en el polvo en su ubicación en el cráter Gale.

“Esta es la tormenta ideal para la ciencia de Marte”, dijo Jim Watzin, director del Programa de Exploración de Marte de la NASA. “Tenemos una cantidad histórica de naves operando en el Planeta Rojo. Cada una ofrece una mirada única sobre cómo se forman y comportan las tormentas de polvo; conocimiento que será esencial para las futuras misiones robóticas y humanas”.

Las tormentas de polvo son frecuentes en Marte y ocurren en todas las estaciones. Ocasionalmente, pueden convertirse en tormentas regionales en cosa de días, y algunas veces pueden expandirse hasta que envuelven todo el planeta. Se estima que esas tormentas de escala global ocurren cada tres o cuatro años marcianos (de seis a ocho años terrestres); la última se observó en 2007. Pueden durar semanas o meses.

Cielo Opportunity

Simulación del oscurecimiento del cielo sobre Opportunity debido a la tormenta de polvo de junio de 2018. Crédito: NASA/JPL-Caltech/TAMU.

La tormenta que cubre el cielo sobre Opportunity, abarcaba 35 millones de kilómetros cuadrados hasta el 13 de junio, aproximadamente un cuarto de la superficie del planeta.

Todos los eventos de tormentas de polvo ayudan a moldear la superficie de Marte. Estudiarlas es crítico para comprender el clima marciano actual y pasado.

La tenue atmósfera hace que estas tormentas sean muy diferentes a las de la Tierra: A pesar del drama de “The Martian”, los vientos más poderosos encontrados en Marte no derribarían una nave, aunque sí pueden enviar partículas de polvo a la atmósfera.

Trabajo en equipo

Los miembros de la familia de sondas en Marte a menudo se ayudan unos a otros. Regularmente, los orbitadores transmiten datos de los rovers de la NASA a la Tierra. Los orbitadores y rovers también ofrecen diferentes perspectivas del terreno marciano, permitiendo que se complementen unos a otros.

El Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) tiene un papel especial, ya que actúa como un sistema de alerta temprana de eventos climáticos como la reciente tormenta. Una cámara de MRO fue la que advirtió al equipo de Opportunity sobre la tormenta. La misma cámara puede crear mapas globales del planeta que permiten rastrear cómo evolucionan las tormentas.

Evolución de tormenta de polvo, junio 2018

Imágenes obtenidas por la sonda MRO y que muestran la evolución de la tormenta marciana desde el 31 de mayo al 11 de junio de 2018. Las ubicaciones de Curiosity y Opportunity se señalan con imágenes de los mismos. Crédito: NASA/JPL-Caltech/MSSS.

Los otros dos orbitadores de la NASA –Mars Odyssey y MAVEN– también proporcionan perspectivas científicas únicas. Mars Odyssey tiene una cámara infrarroja que puede medir la cantidad de polvo bajo su posición. MAVEN está diseñada para estudiar el comportamiento de la atmósfera superior y la pérdida de gas hacia el espacio.

Por supuesto, también se hace ciencia en la superficie. A pesar de estar en el otro lado del planeta desde donde comenzó la tormenta de polvo, Curiosity detectó un aumento de polvo en su posición en el cráter Gale.

Afortunadamente, Curiosity se alimenta de energía nuclear, por lo que no enfrenta el mismo riesgo que Opportunity que se alimenta de energía solar.

Fuente: Mars Exploration Program

Más...

Comments