Noticias‎ > ‎

Se pierde el contacto con Vikram durante su descenso a la Luna

publicado a la‎(s)‎ 8 sept. 2019 9:00 por Javier Sarramian

Control Chandrayaan-2

Un miembro del equipo de control de la misión Chandrayaan-2 tras la pérdida de comunicación. Crédito: ISRO.

Chandrayaan-2 es una misión lunar altamente compleja y representa un salto tecnológico importante en comparación con las misiones anteriores de la agencia espacial de India, ISRO, contando con un orbitador, aterrizador y rover para explorar el polo sur de la Luna.

El día 6 de septiembre estaba planeado el descenso y aterrizaje del módulo Vikram de la misión Chandrayaan-2, lo que habría convertido a India en el cuarto país en aterrizar una sonda en la superficie lunar. La secuencia de aterrizaje transcurrió según lo planeado hasta que el módulo alcanzó una altitud de 2,1 km sobre la superficie. En ese punto, se perdió el contacto con el aterrizador y no está claro qué ocurrió con éste.

Chandrayaan-2 fue lanzada el 22 de julio y alcanzó la órbita lunar el 20 de agosto. Esto fue seguido por una serie de maniobras orbitales diseñadas para poner la nave en una órbita polar de 100 km sobre la superficie. El preciso control de la misión le permitirá tener una vida estimada de 7 años en lugar de 1, como se había planeado originalmente.

Ya en órbita, el módulo Vikram se separó exitosamente del orbitador Chandrayaan-2. Posteriormente, se realizó múltiples maniobras a fin de que el módulo estuviera en la posición correcta para tener un suave aterrizaje en una región entre dos cráteres, a unos 70° de latitud sur.

Previamente esta región fue fotografiada para encontrar una zona de aterrizaje segura y libre de peligros. Después de aterrizar, el módulo debía desplegar el rover Pragyan que llevaría a cabo una serie de experimentos durante un periodo de 14 días (equivalente a un día lunar).

Anterior a la pérdida de la comunicación, todos los sistemas y sensores de Vikram funcionaron a la perfección hasta ese momento, probando muchas tecnologías nuevas. Se definió criterios de éxito para cada fase de la misión y hasta la fecha se ha cumplido con un 90 a 95% de los objetivos, a pesar de perderse el contacto con el aterrizador.

Por otro lado, el orbitador Chandrayaan-2 se encuentra en buenas condiciones y seguirá estudiando la Luna.

Fuentes: ISRO, Universe Today

Más...

Comments