Noticias‎ > ‎

Detectado el primer candidato a FRB dentro de la Vía Láctea

publicado a la‎(s)‎ 7 may. 2020 4:01 por Javier

Magnetar

Ilustración artística de una erupción de alta energía en un magnetar. Crédito: Centro de Vuelo Espacial Goddard/S. Wiessinger.

Radio observatorios alrededor del mundo han reportado la detección de un fuerte estallido de ondas de radio de milisegundos de duración procedente de una estrella de neutrones dentro de la Vía Láctea. Debido a su fuerza, los científicos esperan que estudios posteriores muestren que fue un estallido rápido de radio (FRB por sus siglas en inglés) emanando desde una fuente al interior de nuestra galaxia.

Los FRB son pulsos rápidos de ondas de radio fuertes que han sido detectadas por radio observatorios de todo el mundo, el primero de ellos en 2001. Desde entonces, muchos más han sido registrados (la mayoría de ellos nunca se repitió), pero los científicos no han sido capaces de explicar su fuente. En los últimos años, muchos han especulado que son generados por magnetares, un tipo de estrella de neutrones con un campo magnético inusualmente fuerte. Los investigadores han sugerido que estas estrellas pueden generar los FRB cuando el balance entre su campo magnético y su fuerza de gravedad lleva a un “sismo estelar” seguido por llamaradas estelares masivas.

Hasta la fecha, los FRB se habían observado procedentes de fuentes tan lejanas que era imposible determinar si eran generados por magnetares, mucho menos por sus fuertes sismos. Debido a eso, este nuevo y poderoso estallido de radio ha generado mucha expectación. No solo vino desde un magnetar identificable (SGR 1935+2154), sino que también estaba lo bastante cerca para que los investigadores también midan la contraparte en rayos X del estallido, algo previamente imposible para los FRB.

Los reportes iniciales sugieren que la fuerza del estallido de radio fue suficiente para haber sido observado desde galaxias cercanas, similar a un FRB (uno de los más débiles), lo que sugiere que el estallido pudo ser un FRB. Las emisiones en rayos X no fueron particularmente fuertes, pero su existencia sugiere que puede haber más información para estudiar en otros FRB registrados.

El estallido de radio, detectado inicialmente por el telescopio CHIME, ocurrió el 28 de abril por lo que hasta el momento ha sido estudiado muy poco. Los investigadores deberán analizar su espectro para que se compare con un FRB; si encaja con otros, han advertido algunos, podría representar solo un tipo particular de fuente de FRB.

Fuente: Phys.org

Más...

Comments