Noticias‎ > ‎

Una misteriosa señal cósmica de radio sigue un patrón regular de 157 días

publicado a la‎(s)‎ 9 jun. 2020 4:00 por Javier

La observación durante cuatro años de una de las misteriosas señales cósmicas FRB (ráfagas rápidas de radio) conocidas, concluye que registra un evidente patrón cíclico de 157 días.

Utilizando las 32 ráfagas descubiertas durante la campaña realizada con el Telescopio Lovell, junto con los datos de observaciones publicadas previamente, el equipo del Observatorio Jodrell Bank descubrió que la emisión del FRB conocido como 121102 sigue un patrón cíclico, con ráfagas de radio observadas en una ventana que dura aproximadamente 90 días seguidos de un periodo de silencio de 67 días. El mismo comportamiento luego se repite cada 157 días.

Este descubrimiento proporciona una pista importante para identificar el origen de estas enigmáticas ráfagas de radio rápidas. La presencia de una secuencia regular en la actividad de explosión podría implicar que las explosiones potentes están vinculadas al movimiento orbital de una estrella masiva, una estrella de neutrones o un agujero negro.

El doctor Kaustubh Rajwade, de la Universidad de Manchester, que dirigió la nueva investigación, dijo: "Este es un resultado emocionante ya que es solo el segundo sistema en el que creemos que vemos esta modulación en la actividad de estallido. La detección de una periodicidad proporciona una restricción importante para el origen de las explosiones y los ciclos de actividad podrían argumentar en contra de una estrella de neutrones en precesión".

La repetición de FRB podría explicarse por la precesión, como una parte superior oscilante, del eje magnético de una estrella de neutrones altamente magnetizada, pero con los datos actuales, los científicos creen que puede ser difícil explicar un período de precesión de 157 días dados los grandes campos magnéticos esperados en estos estrellas.

La existencia de FRB solo se descubrió en 2007 y inicialmente se pensó que eran eventos únicos relacionados con un evento cataclísmico, como una estrella en explosión. Esta imagen cambió en parte una vez que se vio que el FRB 121102, descubierto originalmente con el radiotelescopio de Arecibo el 2 de noviembre de 2012, se repitió en 2016. Sin embargo, hasta ahora, nadie reconocía que estas explosiones de hecho se organizaban en un patrón regular.

El profesor Benjamin Stappers, quien lidera el proyecto MeerTRAP para buscar FRB utilizando el telescopio MeerKAT en Sudáfrica, dijo: "Este resultado se basó en el monitoreo regular posible con el telescopio Lovell, y las no detecciones eran tan importantes como las detecciones".

En un nuevo artículo publicado en 'Monthly Notices of the Royal Astronomical Society', el equipo confirma que FRB 121102 es solo la segunda fuente repetida de FRB para mostrar dicha actividad periódica. Para su sorpresa, la escala de tiempo para este ciclo es casi 10 veces más larga que la periodicidad de 16 días exhibida por la primera fuente repetida, FRB 180916.J10158 + 56, que fue descubierta recientemente por el telescopio CHIME en Canadá.

Más...

Comments