Noticias‎ > ‎

Hallan en los anillos de los árboles el rastro de explosiones a miles de años luz

publicado a la‎(s)‎ 15 nov 2020 4:00 por Javier

Una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de Colorado (EE UU) ha descubierto en los anillos de los árboles el rastro dejado por explosiones masivas de energía que ocurrieron a miles de años luz de la Tierra.

El estudio, publicado en International Journal of Astrobiology, analiza los impactos de las supernovas, uno de los eventos más violentos del universo conocido, y cómo estas explosiones podrían haber provocado al menos cuatro alteraciones del clima de la Tierra durante los últimos 40.000 años.

Robert Brakenridge, geocientífico de la Universidad de Colorado, ha encontrado huellas de estas explosiones cósmicas distantes en los registros de anillos de árboles muy antiguos del planeta. "Son eventos extremos y sus efectos potenciales parecen coincidir con los registros de anillos de árboles", ha explicado en un comunicado.

La investigación de Brakenridge gira en torno al Carbono-14 o radiocarbono, un isótopo de carbono que se encuentra solo en pequeñas cantidades en la Tierra. Este radiocarbono, explica el geocientífico, se forma cuando los rayos cósmicos del espacio bombardean la atmósfera de nuestro planeta de forma casi constante.

“Generalmente hay una cantidad constante año tras año. Los árboles recogen dióxido de carbono y parte de ese carbono será radiocarbono", indica Brakenridge.

No obstante, los científicos han registrado algunos casos en los que la concentración de este isótopo en los anillos de los árboles aumenta de forma repentina y sin una razón aparente. Mientras que algunos investigadores han planteado la hipótesis de que estos picos podrían deberse a erupciones solares o eyecciones de energía procedente del Sol, Brakenridge y su equipo han puesto el foco en sucesos mucho más lejanos a la Tierra.

"Estamos observando eventos terrestres que piden una explicación", ha indicado Brakenridge. "En realidad, solo hay dos posibilidades: una llamarada solar o una supernova. Creo que la hipótesis de la supernova se ha descartado demasiado rápido", ha defendido.

Para probar la validez de esta hipótesis, el equipo liderado por Bakenridge elaboró primero una lista de supernovas conocidas durante los últimos 40.000 años, rastreables a través de los remanentes de supernovas de nebulosas que dejaron atrás. Luego, compararon esta lista con el registro de picos de radiocarbono en los anillos de los árboles del mismo periodo.

Los investigadores descubrieron que de las ocho supernovas más cercanas estudiadas, todas parecían estar asociadas con picos inexplicables en el registro de radiocarbono en la Tierra.

El hallazgo abre una posibilidad a los científicos de emplear los anillos de los árboles como una herramienta útil para estudiar la historia de las explosiones estelares de la galaxia.

Más...

Comments