Noticias‎ > ‎

El Radiotelescopio de Arecibo será desmantelado

publicado a la‎(s)‎ 21 nov 2020 4:01 por Javier

Daño Arecibo

Daño en el telescopio de Arecibo. Crédito: Universidad de Florida Central Florida/Observatorio Arecibo.

Uno de los telescopios astronómicos más famosos –el radiotelescopio de 305 metros de diámetro en Arecibo, Puerto Rico– será cerrado de manera permanente. Los ingenieros no pudieron encontrar una forma segura de repararlo después que dos cables que soportaban la estructura se rompieran repentinamente y con graves consecuencias; uno en agosto y otro en noviembre.

Es el fin de uno de los telescopios más icónicos y científicamente productivos en la historia de la astronomía y los científicos están de luto por su pérdida.

“No sé qué decir. Es simplemente increíble”, dice Robert Kerr, exdirector del observatorio.

“Estoy totalmente devastado”, Abel Mendéz, astrobiólogo de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo, quien trabajaba con el telescopio.

El telescopio de Arecibo, que fue construido en 1963, fue el radiotelescopio más grande del mundo durante décadas y tiene una importancia histórica y moderna en astronomía. Fue el sitio desde donde los astrónomos enviaron un mensaje interestelar en 1974, en caso de que alguna especie extraterrestre pudiera escucharlo, y donde fue descubierto el primer exoplaneta en 1992.

También realizó un trabajo pionero en el estudio de asteroides cercanos a la Tierra, observó los desconcertantes estallidos rápidos de radio y exploró muchos otros fenómenos. Todas esas líneas de investigación se detendrán, aunque una cantidad limitada de operaciones científicas se sigue llevando a cabo en algunas instalaciones más pequeñas en Arecibo.

Evaluación del daño

Los cables que ayudaban a soportar la plataforma de instrumentos científicos de 900 toneladas, que cuelga sobre el disco del telescopio. El primer cable salió de su cavidad y golpeó los paneles en el borde del disco, pero el segundo se partió a la mitad y abrió grandes cortes en la parte central del disco.

Daños Arecibo satelital

Los daños en Arecibo son observables en esta imagen satelital. Crédito: Planet Labs, Inc.

Una imagen satelital de alta resolución muestra la extensión del daño provocado por el segundo cable; el verde de la vegetación bajo el disco es visible a través de grandes agujeros. Una segunda fotografía, publicada esta semana por funcionarios del observatorio, también revela la destrucción. Son algunos de los pocos vistazos públicos del daño a la fecha.

Si otro cable cae –lo que podría ocurrir en cualquier momento– la plataforma completa podría estrellarse sobre el disco. La Fundación Nacional de Ciencias (NSF) de Estados Unidos, propietaria del Observatorio Arecibo, está trabajando en planes para bajar de forma segura y controlada la plataforma.

Pero esos planes tardarán semanas en desarrollarse, y no se sabe si la plataforma podría caer de manera incontrolada mientras tanto. “Incluso los intentos de estabilizar o probar los cables podrían resultar en acelerar la falla catastrófica”, dijo Ralph Gaume, director de la división de astronomía de NSF.

Por lo tanto, NSF decidió cerrar Arecibo permanentemente. “Esta decisión no es fácil de tomar, pero la seguridad es la prioridad número uno”, dijo Sean Jones, jefe del consejo de ciencias matemáticas y físicas de NSF.

El cierre representa un shock para toda la comunidad astronómica. Casi de inmediato surgió una campaña con el hashtag #WhatAreciboMeansToMe, con astrónomos, ingenieros y otros científicos compartiendo historias de cómo el observatorio había influido en sus carreras y vidas. “La pérdida del Observatorio de Arecibo sería una gran pérdida para la ciencia, la defensa planetaria, y para Puerto Rico”, dijo Desireé Cotto-Figueroa, astrónomo de la Universidad de Puerto Rico en Humacao.

Funcionarios de NSF insisten en que las fallas de los cables fueron una sorpresa. Después de la primera, los equipos de ingenieros identificaron un puñado de cables más pequeños en el segundo cable, el que era más crucial para sostener la estructura, pero no lo vieron como un problema importante debido a que el peso que soportaba estaba dentro de su capacidad de diseño. “No parecía una amenaza inmediata”, dice Ashley Zauderer, director de programa para Arecibo en NSF.

Cable Arecibo

El cable principal experimentó roturas de sus cables más pequeños (en la imagen) antes de colapsar. Crédito: Universidad de Florida Central Florida/Observatorio Arecibo.

Pero el cable principal, que fue instalado a comienzos de la década de 1960, aparentemente se degradó con el tiempo. Con el paso de los años, comités externos de revisión han destacado la necesidad constante de mantener los envejecidos cables del telescopio. Zauderer dijo que la mantención había sido completada según lo programado.

Antes de este año, los últimos problemas importantes con los cables en el observatorio fueron en enero de 2014, cuando un terremoto de magnitud 6.4 provocó daños en otro de los cables principales, lo que fue reparado por los ingenieros. La envejecida estructura ha sufrido otros golpes en años recientes, incluyendo el huracán María en 2017 y una serie de sismos en enero de este año.

No hay una estimación del costo de desmantelamiento del telescopio.

Un sitio legendario

Entre la ciencia que se ha detenido en Arecibo está el estudio líder de asteroides. El telescopio podía enviar ondas de radio a asteroides cercanos a la Tierra para revelar la forma y giro de estas rocas espaciales. No tener a Arecibo “será una gran pérdida”, dice Alan Harris, científico en La Cañada, California. El radiotelescopio FAST de China, que mide 500 metros de diámetro, actualmente no tiene la capacidad para realiza tales estudios de radar.

Algunos de los proyectos científicos del observatorio podrían ser transferidos a otras instalaciones, dijo Gaume, esperando que los científicos propongan donde llevar sus investigaciones. Sin embargo, gran parte del trabajo hecho en Arecibo solo podía llevarse a cabo con su conjunto único de instrumentación astronómica. “El telescopio de Arecibo es irremplazable”, dijeron en un comunicado dos importantes organizaciones estadounidenses de radioastronomía, la Organización Nacional de Radioastronomía y el Observatorio Green Bank.

Pequeñas cantidades de ciencia continúan en otras porciones del observatorio Arecibo de 305 metros. Por ejemplo, dos instalaciones que disparan láser a la atmósfera para estudiar fenómenos atmosféricos.

El telescopio de Arecibo había sido actualizado regularmente, con varios nuevos instrumentos programados para ser instalados en los próximos años. “El telescopio no está obsoleto de ninguna manera”, dice Christopher Salter, astrónomo en el Observatorio Nacional de Radioastronomía en Green Bank, Virginia Occidental, quien trabajó en Arecibo durante años.

Futuras mejoras que estaban en curso ahora están en espera, incluyendo una antena de 5,8 millones de dólares que estaba siendo desarrollada para la plataforma del telescopio y que aumentaría dramáticamente su sensibilidad. Brian Jeffs, ingeniero de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah, quien dirige el proyecto, dice que su equipo espera eventualmente discutir opciones para su futuro con NSF. “Nuestras mayores preocupaciones son el maravilloso personal científico, técnico, administrativo y de apoyo” del observatorio, dice.

Arroway en Arecibo, Contacto

Eleanor Arroway en el telescopio de Arecibo. Escena de la película «Contacto», basada en la novela del mismo nombre de Carl Sagan. Copyright: Warner Bros.

El observatorio es también un importante centro científico educativo para Puerto Rico, fomentando las carreras de muchos astrónomos e ingenieros. Y se ha transformado en parte de la cultura popular, apareciendo en películas como “Contacto”, basada en la novela de Carl Sagan, y “Goldeneye” de James Bond.

El último desastre importante de un radiotelescopio ocurrió en 1988, cuando una antena de 90 metros de diámetro en el observatorio en Green Bank, Virginia Occidental, colapsó una noche debido a una falla estructural.

Fuente: Nature

Más...

Comments