Noticias‎ > ‎

Detectada una supertierra orbitando una de las estrellas más antiguas de la galaxia

publicado a la‎(s)‎ 26 ene 2021 4:01 por Javier

Exoplaneta supertierra TOI-561b

Ilustración artística del planeta rocoso TOI-561b. Crédito: Observatorio W. M. Keck/Adam Makarenko.

Una de las estrellas más antiguas de la Vía Láctea alberga una supertierra rocosa inusualmente caliente.

Conocido como TOI-561b, este exoplaneta es aproximadamente 50% más grande y tres veces más masivo que la Tierra, dijeron los investigadores. Gira alrededor de su estrella en una órbita muy pequeña, tardando menos de 12 horas en completar una vuelta.

Dada la cercanía a su estrella, TOI-561b tiene una temperatura superficial promedio de más de 1.700 grados Celsius, que es demasiado caliente para albergar cualquier forma de vida como la conocemos, según un comunicado de la Universidad de California, Riverside.

Los investigadores también descubrieron que la densidad de TOI-561b es similar a la de la Tierra. “Es sorprendente porque esperarías que la densidad fuera más alta”, dijo en un comunicado el coautor Stephen Kane, astrofísico planetario de la Universidad de California. “Esto es consistente con la idea de que el planeta es extremadamente antiguo”.

Los elementos pesados, tales hierro y magnesio, son creados por las reacciones de fusión en los corazones de las estrellas masivas. La abundancia de estos elementos ha aumentado con el tiempo en la Vía Láctea y otras galaxias, a medida que más estrellas producen estos materiales y los expulsan al espacio cuando mueren en explosiones de supernova.

La baja densidad de TOI-561b sugiere que tiene relativamente pocos elementos pesados y que por lo tanto es muy viejo, formándose tal vez hace unos 10.000 millones de años, indicó la autora principal Lauren Weiss, becaria postdoctoral en la Universidad de Hawái.

De hecho, la estrella que alberga el planeta, TOI-561, está entre una rara población de estrellas ubicada en una región llamada disco galáctico grueso. Estas estrellas son conocidas por tener menos elementos pesados que las estrellas típicas de la Vía Láctea.

“TOI-561b es uno de los planetas rocosos más antiguos descubiertos”, dijo Weiss en el comunicado. “Su existencia muestra que el universo ha estado formando planetas rocosos casi desde su comienzo hace 14.000 millones de años”.

El sistema se encuentra a unos 280 años luz de distancia y alberga otros dos planetas conocidos. Pero estos otros dos planetas son demasiado grandes y no lo bastante densos como para ser rocosos, a diferencia de TOI-561b.

“Aunque es poco probable que este planeta particular esté habitado hoy en día, puede ser un precursor de muchos planetas rocosos por ser descubiertos alrededor de las estrellas más viejas de nuestra galaxia”, dijo Kane.

El estudio “The TESS-Keck Survey. II. An Ultra-short-period Rocky Planet and Its Siblings Transiting the Galactic Thick-disk Star TOI-561” fue publicado el 11 de enero de 2021 en The Astronomical Journal.

Fuente: Space.com

Más...

Comments