Noticias‎ > ‎

Un asteroide rasante

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2013 2:09 por Grupo AstroRioja
El próximo viernes un asteroide de 80 metros de diámetro 'rozará' la Tierra. El pedrusco espacial pasará a tan solo 28.000 kilómetros, una distancia corta en términos astronómicos, pero suficiente para que no cause más daños que un posible satélite abollado.

Según la Agencia Espacial Europea, el 2012 DA 14, que es como se llama el asteroide del que se sabe muy poco. Este pedazo de roca espacial fue descubierto el 22 de febrero de 2012 por el sondeo 'La Sagra Sky Survey (LSSS)', que cuenta con el patrocinio de la ESA. El observatorio LSSS se encuentra cerca de Granada, a una altitud de 1.700 metros, en uno de los lugares más oscuros y con menos contaminación lumínica de la Europa continental.

Sus dimensiones se han calculado por su brillo. Se desconoce su composición, y se cree que su masa es del orden de 130.000 toneladas.

Lo único en lo que los astrónomos están seguros es que no impactará contra la Tierra. "Su órbita puede calcularse con bastante precisión utilizando NEODyS, la base de datos europea de asteroides; estos cálculos muestran que podemos excluir la posibilidad de una colisión con la Tierra con bastante seguridad, al menos durante este siglo", afirma Detlef Koschny, responsable del estudio de objetos cercanos a la Tierra (NEOs por sus siglas en inglés) en la oficina del programa SSA, Space Situational Awareness (Conocimiento del Medio Espacial) de la ESA.

Las estimaciones apuntan a que pasará ante la Tierra a unos 7,8 kilómetros por segundo. "Eso significa que está dentro de la órbita geoestacionaria, en la que se encuentran numerosos satélites de comunicaciones", dice Koschny. "Sin embargo, no hay peligro para esos satélites, dado que el asteroide llega "desde abajo y no cruza el cinturón geoestacionario".

"Si este objeto fuera de hierro y fuera a estrellarse contra nuestro planeta, podría generar un cráter comparable, por ejemplo, al cráter de impacto de 1,5 kilómetros cercano a Flagstaff, Arizona”, afirma Koschny. "Aunque esto no ocurrirá", concluye.

El asteroide tendrá su máximo acercamiento a eso de las 20.40 hora española del próximo viernes. Pese a su pequeñez frente al vasto Sistema Solar, debería ser visible en Europa para cualquiera que utilice un buen par de prismáticos.

Publicado en La Rioja el 10/01/13 y JPL-NASA
Comments